10 razones por las que usar emails transaccionales

Llevar a cabo una exquisita atención al cliente siempre es necesaria y más si disponemos de una página web o ecommerce desde la cual prestamos algún tipo de servicio o vendemos alguna serie de productos. Los emails transaccionales son un tipo de correo electrónico que funcionan como una especie de sistema de auto-respuesta a una acción u operación realizada. ¿Aún no los pones en práctica? ¡deberías!

Hay diferentes tipos de emails transaccionales que puedes utilizar. Desde emails de bienvenida cuando un usuario se registra en tu web o se crea una cuenta de usuario; los emails de confirmación de pedido donde aportamos una dosis de tranquilidad a éste al realizar una compra con éxito; emails para recabar información sobre la experiencia web del usuario en tu página web (lo que te permitirá disponer de información muy valiosa para la toma de decisiones) o emails para felicitar el cumpleaños de tu cliente, entre otros. ¡Se sentirá especialmente bien atendido!

Los datos además demuestran que los emails transaccionales tienen una tasa de apertura de entre el 55% y el 60%, esto es casi el doble que las famosas newsletters, cuyas tasas apenas superan de media el 33%. ¿Por qué? Porque con estos emails transaccionales, el cliente está esperando un gesto por tu parte. Es decir, una respuesta, una confirmación, una validación… y puedes aprovecharlos para realizar email marketing y promocionar algún producto o artículo en concreto.

Porqué usar emails transaccionales

Ahorro tiempo. No deberás estar atento a su envío, son emails que están automatizados y siempre responden a una acción previa del cliente o usuario. No tienes que organizar una campaña ni nada por estilo.

Incluye ofertas. Puedes aprovechar los emails transaccionales para incluir ofertas de tu ecommerce, novedades, hablar sobre noticias importantes, informar de descuentos… vamos, promocionarte en definitiva.

Mayor fidelidad. En realidad son emails de gran importancia para tus clientes, los esperan, sin ellos de hecho a veces no pueden ni funcionar en tu página y consigues así fidelizarlos. Muchos de ellos, ni borran estos emails.

Adjuntos. Algunos de estos emails transaccionales te permiten incluir archivos adjuntos y cumpliendo siempre exquisitamente con las leyes oportunidades de ecommerce.

Trabajas tu branding. Es una manera de trabajar mejor la marca de tu empresa. De hecho, puedes utilizar piezas HTMLs que fortalezcan tu imagen de marca.

Tasas de conversión y ventas. Está comprobado que los emails transaccionales ayudan a las tiendas online a aumentar las ventas ya que producen el famoso engagement y empujan a los clientes a realizar diferentes acciones.

Monitorización. Te permite incluir esta acción en tus acciones de marketing de una forma fácil y agil, monitorizando además tus acciones en tiempo real.

Más comunicación. En realidad no son otra cosa que un nuevo canal de comunicación (otro más) con tu cliente. Directo, rápido y efectivo.

Personalización. No solo vas a mejorar la relación de tu página web con tus clientes y de forma automatizada, también vas a poder crear de este modo emails personalizados porque los emails son personales y corresponden a una acción realizada cada cliente.

Bajo coste. Existen herramientas gratuitas online donde poder llevar a cabo estas acciones sin ningún tipo de coste para tu empresa. O, al menos, muy bajo dependiendo de la plataforma que utilices.