Cómo conocer al cliente con el marketing de automatización: el desafío de las empresas

Gana 500.000 dólares al mes, trabajando tan solo 3 horas por semana. Seguro que alguna vez has visto uno de estos anuncios fraudulentos que tanto imperan en internet, ¿verdad?  Y es que, aunque sabemos que son poco realistas y una burda mentira en algún lugar de nuestra cabeza pensamos: ¿y si fuera cierto? ¿qué trabajo sería y cómo sería mi vida?

A la hora de intentar vender, es algo común en todas las empresas y para los sufridos vendedores, cada uno quiere vender más, vender más rápido y hacerlo de la forma más eficiente. ¿Cómo lograrlo? Hay muchas maneras de ponerlo en práctica por parte de las empresas -otra cosa es que éstas lo consigan-. Por ejemplo mediante la subcontratación, la optimización del proceso de venta o incluso la automatización de las tareas. O lo que es lo mismo, el marketing de automatización.

Cada día cuando sale el sol, el mundo desafía a los vendedores. No cabe duda. Internet es un mundo lleno de posibilidades pero también de inmensos desafíos. Y se ha convertido en la razón de vivir (o de facturación, como mejor queramos llamarlo) para muchas empresas. Nos conectamos a internet gracias a un sinfín de dispositivos electrónicos, nos pasamos muchas horas del día conectados e incluso la usamos ya no solo para trabajar, si no para culturizarnos, disfrutar de sus opciones de ocio y para sociabilizarnos.

Bajo este contexto, internet nos vigila y las marcas siguen gracias a ella a sus clientes. Los vendedores olfatean, investigan, analizan… cada comportamiento de su público potencial. Da igual donde esté ese cliente, internet es global. La finalidad es vender. Venderle.  Y es que nuestra sola conexión a la red de redes les va dejando un rastro indescriptible, una huella digital sobre nuestras preferencias. Una información básica pero primordial para todo proceso de venta online que se precie (y no solo online, sino también para la venta física). La cantidad de información que las marcas pueden procesar de nosotros es inmensa.

La necesidad de las plataformas de marketing de automatización

El consumidor es perseguido por las empresas, esto está claro. Pero también el consumidor puede poner sobre el tablero de juego sus propias reglas. Decir qué es lo que quieren que las empresas sepan de ellos. Éstas no pueden permitirse el lujo de desperdiciar cualquier dato (pese a vivir en el universo inabarcable del Big Data actual).  Y por otro lado el consumidor, cada vez más ávido, desea intercambiar sus datos sí pero con un beneficio tangible de vuelta, es decir, sí a dar el ok al consentimiento de la comercialización de los datos pero con un beneficio de vuelta. Si la empresa hace mal uso de esos datos, el consumidor puede finiquitar cualquier tipo de “relación”.

La pregunta es, ¿cómo traducir los datos, esas huellas digitales que deja el consumidor a un lenguaje comprensible y cambiar el flujo de datos con la empresa? El verdadero desafío de todas empresas que operan por internet es identificar las necesidades del consumidor, junto con la integración de datos multicanal que da lugar a la personalización del mensaje de marketing. Seguido a su vez por una necesidad de ajustarse a cada receptor pero claro, hay tantos datos, ¿cómo hacerlo? Gracias sin duda a softwares inteligentes que ayuden a utilizar estos datos para satisfacer de forma eficiente al usuario.

Aquí entran en juego las plataformas de marketing de automatización. Éstas consiguen llevar a cabo un seguimiento de las acciones de los usuarios en internet, identificarlos, ayudar a dirigir las acciones de marketing a los usuarios de manera individual y también a los grupos, integrar los datos recogidos de los diferentes canales y plataformas, analizar el comportamiento de los clientes y el éxito (o no) de las diferentes acciones de marketing y ventas de las empresas. Cabe esperar.

Fuente: SalesManago