Las claves del funnel de ventas que aplicar en tu tienda online

Si tienes una tienda online, seguramente quieras atraer clientes a ella con el objetivo de aumentar sus ventas, ¿verdad? Es aquí cuando el funnel de ventas -también conocido como embudo de ventas- actúa como la mejor herramienta para retenerlos y convertirlos en clientes reales pero ¿cómo funciona un funnel de ventas en realidad?

Hay dos cosas que tienes que tener clara en tu estrategia de marketing. Por un lado en saber cómo captar clientes mediante acciones tan conocidas como campañas en Google Adwords o Facebook Ads, concursos, redes sociales…  pero también en cómo retenerlos y convertirlos en clientes fieles, o al menos todo lo fieles que permitan las ecommerce hoy en día, tal y como nos recuerda semrush en este artículo. Y es que, ¿de qué sirve una tienda online con un buen posicionamiento SEO y un elevado número de visitas sin al final nadie compra?

Ventajas de un funnel de ventas

  • Incrementar el tráfico de calidad a tu web
  • Incrementar también el número de leads y oportunidades de venta reales
  • Conocer mejor quienes te compran, ponerle cara real a tus clientes
  • Establecer una relación de confianza ellos
  • Mejorar la interacción con tus clientes
  • Aumentar el engagement y la imagen de tu marca
  • Fidelizarlos como clientes
  • Conseguir, por tanto, más clientes.

Está claro que tenemos que tener paciencia con nuestra tienda online. Muchos visitantes se van sin comprar, nos visitan y ni dejan sus datos, por ello es tan importante el funnel de ventas. Algo así como la representación ideal de las fases o etapas que recorre un usuario desde que nos conoce hasta que se convierte en cliente.

Date cuenta que el nivel de competencia es altísimo y por tanto debes mostrarles a los usuarios y futuros clientes que tú eres el mejor. Que tu marca tiene “algo diferente” respecto a dicha competencia. Que eres todo un experto en los servicios o productos que ofreces y por ende, que puedes establecer con estos una relación de confianza con el tiempo para poder tener ventas online sostenidas y el tan ansiado crecimiento de facturación.

Fases del funnel de ventas

Las empresas y también las tiendas online cubren unas necesidades reales de los usuarios. A partir de ahí debemos crear una relación de confianza y casi de “dependencia” sobre nuestros productos o servicios.

En el funnel de ventas identificamos una primera etapa: el usuario tiene una necesidad concreta y actúa o rápidamente o se toma su tiempo. Lo más habitual es que investigue aunque sea un mínimo por internet antes de decidirse. El usuario busca más información por internet y visita más tiendas online como segunda etapa a tener en cuenta.

Una vez nos ha elegido porque nos ve diferentes, por la marca, por la confianza… nos compra. Este embudo de ventas ha funcionado. Y ahora queda la misión de retenerlo, ¿cómo? Promociones exclusivas, descuentos, newsletters, información sobre novedades, una imagen web y en redes sociales cuidada…

Un primer mail de bienvenida y agradecimiento nada más que deja sus datos puede ser también una sabía estrategia por tu parte, también un descuento en su primera compra y proponerle contenido exclusivo y relacionado. Llegado a este punto, el porcentaje de nuevos clientes será más alto.