¿Qué es el marketing automation y cómo ayuda a tu empresa?

 

El marketing automation, también conocido como automatización del marketing, ha significado un paso más en la manera de gestionar el marketing por parte de las empresas y los diferentes procesos implicados, agilizando la manera de trabajar sí pero también con el peligro de spam o violación de la privacidad como un elemento que cabe la pena vigilar.

Gracias al marketing automation o automatización del marketing, la empresa puede realizar diferentes procesos de marketing que de manera natural serían más dificultosos, consiguiendo además más eficiencia y un mayor control sobre los mismos. Muchas empresas utilizan ya esta manera de trabajar a la hora de conseguir una mayor y más rápida efectividad de sus tareas, sin embargo dicha automatización puede convertirse en una espada de doble filo que cabe la pena tener en cuenta. Y es que puede hacer maravillas con los vendedores más creativos pero multiplicar los efectos negativos de los trabajadores menos competentes.

Muchos profesionales utilizan el marketing automation como una herramienta de marketing por correo electrónico pudiendo crear correos electrónicos personalizados, adaptar el tiempo de entrega a las preferencias del destinatario individual y presentar ofertas relevantes. De hecho, recientes estudios afirman que el 78% de los CMO afirman que la personalización es la tendencia más importante a tener en cuenta en la actualidad en el sector del marketing digital.

Personalización vs spam

Saber cómo llevar a cabo la personalización de estos envíos es importante porque el SPAM no solo puede ser peligroso para la imagen de las empresas, sino también a efectos legales. De hecho, el 56% de los vendedores afirman querer aumentar sus esfuerzos de marketing por correo electrónico para lo cual el marketing automation es una herramienta idónea, aunque solo el 23% creen que sus listas de envíos crecerán en los próximos meses y que incluso se verán obligados a revisarlas, ya que el 25% de los correos electrónicos de estas listas están ya obsoletos.

El envío de correos electrónicos por parte de las empresas no es un hándicap para el consumidor final, de hecho sigue  inscrito en dichas listas de envío. El problema está en la falta de relevancia del contenido de estos emails. Si el vendedor envía mensajes de más calidad, el cliente final responde y no se siente abrumado por los diferentes envíos. Los mensajes adaptados y personalizados de hecho tienen un 70,5% de más efectividad que los mensajes de envíos masivos, y se traducen mejor en más tráfico y mejores ventas.

Entre los beneficios del marketing automation para las empresas es que esta automatización obliga a las empresas a ser más organizadas, pudiendo establecer ciertas pautas de envío según el comportamiento del cliente. Indican patrones de comportamiento y ayudan a optimizar los envíos. Por ejemplo: si un usuario ve producto de una categoría, se le enviará correos sobre ésta.  Y así con otras casuísticas.

Hay que tener en cuenta que el marketing automation puede hacer que las marcas pierden la espontaneidad y la naturalidad en los envíos y esto nunca debe ocurrir. Ya que no van a interactuar con el público en tiempo real. No hay que cerrarse en horarios, reglas, planes de contenidos… si hay algún producto o hecho noticioso que, de repente, es tendencia, las marcas deben ser espontáneas e interactuar. Está claro que la automatización libera a los responsables de estas acciones de tiempo mecánico y tareas repetitivas y les pueden ayudar a destinar más tiempo a la creación y al análisis, pero hasta cierto punto es bueno o malo abusar de esta técnica.

Depender demasiado del software, descuidar la producción de contenidos y la calidad de los mensajes. O que el usuario tenga la sensación de estar interactúan con un robot son otros de los problemas que puede conllevar el marketing automation si se utiliza como una herramienta de spamming sin control. De ahí la importancia de la personalización.

Fuente: SALESmanago