Por qué el telemarketing es esencial para el comercio electrónico

El comercio electrónico tan en auge en la actualidad es una forma de emprender sin tener que invertir en la tienda física, el personal, etc. Sin embargo, la atención al cliente o telemarketing es esencial ya que los clientes que no pueden ver un producto tienen necesidad de crear una confianza en la empresa, realizar consultas, etc.

Muchos empresarios deciden lanzarse al comercio electrónico porque consideran que es sencillo de gestionar, desde casa, con una web potente, un ordenador y una buena conexión a internet. Sin embargo, estas empresas no tienen en cuenta que el telemarketing es todavía más importante si cabe en una tienda online que en una empresa física. Esto se debe a que los clientes, aunque están cada vez más acostumbrados a comprar por internet, desean realizar consultas sobre el producto para tener la certeza de que compran lo que buscan. Además, las facilidades de devolución son tantas que muchos consumidores compran y devuelven con gran asiduidad.

Existen otras muchas funciones del telemarketing necesarias en un comercio online:

-Consultas sobre la tienda online. Muchos clientes tienen dudas sobre cómo realizar el pedido online, cuál es el plazo para recibir los pedidos, etc. Toda esa información se debe ofrecer a través del servicio de recepción de llamadas de telemarketing.

-Realización de pedidos. Existen usuarios de internet que son capaces de consultar webs pero sin embargo no consiguen realizar un pedido porque les resulta complicado. Un agente lo puede hacer por el cliente.

-Seguimiento del pedido. Al no llevarse el producto a casa en el momento, muchas personas desean llamar por teléfono o preguntar por mail cuándo llegará su pedido.

-Reclamaciones. Inevitablemente las empresas fallan, aunque sea en un pequeño porcentaje, con pedidos que llegan tarde, otros que no llegan, productos que se reciben incompletos, rotos o deteriorados. En estos casos los clientes reclaman y quieren tener una respuesta rápida, para ello la empresa debe tener una política de atención al cliente clara y resolver las reclamaciones con prontitud y delicadeza.

-Devoluciones. La competencia en el comercio online y la imposibilidad de ver un producto hace que las empresas ofrezcan cada vez políticas más flexibles de devolución. Así pues explicar esta política y los pasos que se deben dar a la hora de devolver un producto es otra de las funciones del telemarketing.

-Servicio postventa. Los clientes que quedan satisfechos con los productos que compran son siempre los más silenciosos. Cuando reina la normalidad y los clientes quedan contentos no suelen comentar las bondades de la empresa, al menos no en las redes sociales donde se puede crear ruido. Es entonces cuando el telemarketing debe ofrecer el servicio de emisión de llamadas para contactar a los clientes y saber qué cualidades son las que más gustaron de la empresa para potenciarlas.