Todo lo que debes saber sobre el Growth Hacking

Un momento… ¿Pero qué es exactamente el Growth Hacking? ¡No lo había oído nunca! ¿De qué va? A estas preguntas son a las que vamos a contestar en este artículo. En cuanto lo hayas leído verás que para ti este concepto ya no tiene ningún misterio. Y, ciertamente, es algo que va a revolucionar la forma en la que hacías marketing digital hasta entonces.

En primer lugar, has de saber que el concepto growth hacking tiene más que ver con la primera palabra que con la segunda. No es ningún tipo de piratería informática ni nada ilegal. El growth hacking es una de las técnicas de marketing más avanzadas y que están centradas en una fase crucial de la empresa: la fase de crecimiento. Pero no sólo este momento, claro. Porque una empresa puede atravesar diferentes fases de crecimiento como, por ejemplo, la internacionalización.

Si analizamos la vida de una empresa veremos que siempre se inicia con una fase de start up. En esa primera fase del crecimiento empresarial, desde luego, es importante tanto la financiación como las inversiones de socios, bancos y fondos públicos. Sin embargo, si queremos que nuestro negocio tenga futuro es fundamental que ya desde esa primera fase esté creciendo. Así, el growth hacking lo que hará es centrar el desarrollo de nuestra empresa (y de su plan de marketing) en el crecimiento.

El growth hacking que necesita tu empresa

Así, en  esta primera fase de start up, tu empresa lo que necesita es un experto en marketing que conozca los entresijos del growth hacking. Este growth hacker, lo que hará, es hacer que todos los esfuerzos de marketing se concentren en el crecimiento. Cada táctica, cada estrategia, cada acción… buscarán un mismo objetivo: el crecimiento económico.

Desde luego, una aproximación de marketing tradicional también conlleva crecimiento. Sin embargo, el énfasis del growth hacking es, precisamente, hacer del crecimiento su máxima o casi única prioridad. Así, es idóneo contar con este tipo de profesionales en las primeras fases de una start up o cuando queremos que nuestra empresa o negocio dé un salto sensiblemente cuantitativo.

¿Qué ejemplos hay de “growth hacking”? Pues, por ejemplo, todas las empresas o aplicaciones que buscan que “invites a tus amigos” de Gmail, Facebook, etc. están utilizando técnicas específicas de growth hacking. También los bancos que te ofrecen dinero por cada amigo que traigas como nuevo cliente están practicando este tipo de métodos.

¿Cuál es el principal atributo de un experto en growth hacking? Sin duda, lo que más debe destacar de un  growth hacker es su gusto por los análisis y la comprensión de la situación. Solamente desde un buen análisis del comportamiento del negocio y de los clientes actuales y potenciales se pueden construir los mimbres para edificar el crecimiento de nuestro producto o negocio. Y para esto, desde luego, hace falta contar con un profesional con formación específica que conozca todas las estrategias y tenga el conocimiento necesario para aplicarlas y modificarlas en función del producto o servicio que se quiera vender. ¿Y tú? ¿Vas a optar por el growth hacking o vas a quedarte atrás?